Casos de Éxito

Su imperio supera las fortunas de McDonald´s y Kellogg Company, conjuntamente


Un hombre de negocios muy reconocido, y el 16° estadounidense más rico del mundo, John Franklin Mars (Virginia, Estados Unidos) es heredero del imperio familiar de dulces Mars. Pero, no fue lo único que lo hizo entrar en la lista de Forbes, sino su dedicación y compromiso hacia la firma que lo llevó a mantenerse implacable contra varias tempestades a lo largo de su vida.

Infancia

Nacido en 1935 a Forrest Mars Senior, John completó su educación de la escuela Hotchkiss y la graduación de la Universidad de Yale, antes de entrar en su negocio familiar. John aprendió lecciones de vida económica con la comida y el dinero en su infancia, cuando su padre decidió empezar a vivir por debajo de sus posibilidades y exagerando sus ahorros familiares, con el fin de construir su negocio.

A medida que pasaba el tiempo, desarrolló el hábito de trabajar para todo lo que quería en su vida sin la disponibilidad de ropa de lujo, automóviles o cualquier otro subsidio. Este duro estilo de vida fue inducido a John y a su hermano, Forrest Mars Junior, por su padre, con un enfoque para convertirlos en hombres productivos, en lugar de “playboys”.

Carrera

El trabajo duro inculcado desde su infancia recompensó a John, ya que maduró a una muy temprana edad y era capaz de ganarse la vida. Después de terminar su graduación en Yale, John sirvió al ejército de los Estados Unidos, en donde  trabajó por un período de 2 años, de 1956-58. Seguidamente se unió a su negocio familiar con el consentimiento de su padre, asignándole su primera tarea que consistía en iniciar una compañía de alimentos para mascotas, lejos de su casa, en Australia.

Aunque la tarea representaba un reto difícil de afrontar para un emprendedor principiante como John, se mudó a Australia y valientemente comenzó a trabajar en su asignación.

John fue aprendiendo muchas lecciones a lo largo de su trayectoria, y fue progresando lentamente en su negocio de comida de mascotas, firma que a día de hoy administra sus operaciones a nivel mundial.

Otro problema llegó cuando Hershey se convirtió en la compañía principal en América en 1988, Por primera vez en la historia de la industria. Durante esta época, John acompañó a su hermano, Forrest Jr, para llevar a la compañía de nuevo a su posición, para la cual, adquirió “Ethel M Chocolates”, una firma establecida por su padre después de haber asignado los poderes de la firma Mars a los dos. Esta acción amplió las operaciones de su empresa y acompañado con algunas otras decisiones brillantes catapultó a la compañía de nuevo a las primeras posiciones en 1991.

Arrasando con cada cada obstáculo que se interponía en su camino, la reputación y resultados de John lo convirtieron en el cerebro de la firma Mars, adquiriendo el puesto de CEO (Chief Executive Officer) y por lo tanto el principal tomador de decisiones. Además, es reconocido por impulsar a la empresa hacia la automatización, lo que permitió multiplicar su producción y, por lo tanto, extender su imperio a otros países fuera de los EE.UU.

Así, podemos concluir que la formación inculcada por su padre llevó a John Mars a alcanzar los niveles más altos del éxito.

Mars hoy

El Mars de hoy se mantiene fiel a sus tradiciones de siempre. En Mars no hay privilegios corporativos ni ventajas, ni autos de la compañía, ni salones de descanso para los ejecutivos, estacionamientos privados, 

bar... ni siquiera oficinas privadas. Cada uno es percibido como un igual y la única separación física del lugar son los cristales que demarcan cuatro salones de conferencias y algunas macetas con plantas. Todo esto es la columna vertebral de un imperio global multibillonario, aunque a simple vista pareciera una simple oficina trasera de asistentes.

Con ingresos mundiales de más de 30.000 millones de dólares anuales, y abarcando una fortuna mayor que la de McDonad´s y Kellogs conjuntamente, Mars está hoy en día manejada por la tercera y cuarta generación, y todavía se toman las decisiones para cambiar e innovar, como lo hacía Forrest Mars, pero permaneciendo en la historia original de la empresa. La línea de productos globales se integra con Twix, Skittles, Milky Way, y M&M entre los más importantes; y alimentos para mascotas como Whiskas y Pedigree. Desde 2008 también pertenece a la compañía la marca Wrigley, el mayor productor de chicles del mundo.

 

http://www.taringa.net/posts