Casos de Éxito

En cuestiones de Branding, esta es la empresa más exitosa del mundo!


Existen muchas bebidas energizantes, pero Red Bull parece no tener competencia. La marca que te da alas está presente en más de 165 países y hasta el 2014 se habían consumido más de 35.000 millones de latas en todo el mundo. Fue creada en los años 80 por el austríaco Dietrich Mateschitz, hoy multimillonario.

Mateschitz nació en Sankt Marein im Murztal en Estiria, Austria, el 20 de mayo de 1944 como hijo de padres croatas que se ganaban la vida como maestros de escuela. Estos se separaron cuando Dietrich era apenas un niño, lo que le ocasionó un sentimiento de incredulidad sobre el matrimonio.

Se tomó 10 años para graduarse de Economía y Administrador de Negocios en la Universidad de Viena y a los 28 años obtuvo un título de mercadeo. Su primera experiencia laboral fue en Unilever, como encargado de mercadeo de detergentes. Luego aceptó un empleo en la compañía de cosméticos Blendax y su trabajo le exigía viajar por todo el mundo. Mientras se encontraba en Tailandia conoció la bebida Krating Daeng, que luego se convertiría en Red Bull.

Esta bebida era muy popular en Asia y fue creada por la compañía T.C. Pharmaceuticals por Chaelo Yoovidhya, a quien Mateschitz contactó de inmediato. En 1984 fundó su empresa llamada Red Bull GmbH en colaboración con Chaelo y Chalerm Yoovidhya. En 1987 lanzó la bebida en Asia y luego al resto del mundo.

Chaelo Yoovidhya

Chaelo Yoovidhya (Co-Fundador de Red Bull)

Tanto Chaelo como Dietrich invirtieron $500,000 (€451,586) y cada uno obtuvo el 49% de las acciones. El otro 2% fue para el hijo de Yoovidhya. Dietrich fue designado como el director de la compañía.

La primera lata presentada lucía los colores plateado y azul, pero al principio no tuvo mucho éxito. Entonces Dietrich aplicó todas sus habilidades y lanzó una feroz campaña de mercadeo para la nueva bebida energizante. Se convirtió en patrocinador de una competencia llamada Flugtag, en la que las personas intentaban volar con máquinas hechas en casa. Al ver la buena respuesta del público, se dio cuenta de la importancia de patrocinar eventos deportivos.

Otra campaña agresiva de mercadeo consistió en intentar sustituir el alcohol por Red Bull en las fiestas. El esfuerzo dio resultados y la bebida se hizo muy popular en Austria. Luego en 1992 se comenzó a distribuir en Eslovenia y Hungría.

Cinco años después Red Bull se había apoderado de América y sus dueños se convirtieron en multimillonarios. Dietrich, de 71 años, es el hombre más rico de Austria, con una fortuna estimada de $13,7 mil millones (€12,3 MM) según Forbes.

Dietrich es un hombre muy activo que adora la adrenalina, fiel a la marca que representa. Posee licencia de piloto y suele volar un Falcon 900 y un monoplano Piper Super Cub. También posee una amplia colección de aviones clásicos. En el 2004 adquirió el equipo de Fórmula 1 de Jaguar y lo renombró Red Bull Racing. Un año después contrató al famoso piloto Gerhard Berger y compró el equipo Minardi, para cambiarle el nombre a Scuderia Toro Rosso. Eso le permitió ganar el Campeonato de Constructores y de Pilotos en el 2010.

El automovilismo ya se había convertido en una de sus grandes pasiones, así que en el 2006 compró un equipo de NASCAR que llamó Team Red Bull, pero fue una aventura que duró hasta el 2011. Su enfoque principal ha estado en la Fórmula 1. Luego adquirió el equipo de fútbol de su país SV Austria Salzburgo y el MetroStars de la MLS de Estados Unidos. A ambas franquicias les colocó el nombre de la bebida energética.

Actualmente también posee el equipo RB Leipzig que juega en la segunda división de Alemania, y también posee un equipo de hockey en el país teutón.

Una de las principales causas del éxito de Red Bull son los millones que invierten en publicidad, mucho más que otras grandes empresas. Por ejemplo, Coca-Cola invierte el 9% de sus ingresos en publicidad, mientras que en el 2004 se supo que Dietrich invirtió el 30% de las ganancias netas de la compañía en anuncios, alrededor de $600 millones (€542 millones).

Dietrich es un hombre con mucha sensibilidad social. Creó la fundación Taurus, enfocada en apoyar a los profesionales que han tenido que abandonar sus carreras a causa de algún accidente laboral. También auspicia el premio World Stunt Awards.

La residencia principal de Dietrich se encuentra en Fuschl am See, Austria. Como buen multimillonario tiene sus caprichos y compró la isla Laucala en Fiji, que le pertenecía a la familia Forbes y por la que pagó $10 millones (€9 millones). Es hermosa, de aguas cristalinas, montañas, increíbles paisajes y cuenta con 3000 acres de los cuales 600 han sido cultivados con palmeras. Una vez adquirió la isla inició un profundo proceso de renovación y ahora es considerada una de las islas más hermosas del mundo. En el 2009 abrió la isla para el público, quienes tienen la opción de alojarse en una de las 25 exóticas residencias.

En el 2013 Dietrich adquirió un increíble submarino personal por $1,7 millones (€1,5 millones).

Siempre viendo hacia adelante y explorando nuevas sendas, Red Bull se ha convertido también en una compañía de medios, produciendo geniales vídeos deportivos y artísticos, así como páginas webs, música y material para la televisión. Siempre manteniendo su esencia de adrenalina y aventura.

Luego de Red Bull han salido muchas bebidas energéticas, pero ninguna ha podido plantearle seria competencia. Siempre se quedan abajo mientras Red Bull alza vuelo con sus famosas alas.

Red Bull ha roto esquemas y ha alcanzado límites estratosféricos, literalmente. En el 2012 se llevó a cabo la operación Red Bull Stratos. El ex militar y paracaidista Felix Baumgartner se convirtió en el primer hombre en realizar un salto de caída libre desde la estratosfera, mientras observaba la curvatura de la tierra, a una altura de 39.000 metros. El austriaco logró romper la barrera del sonido y aterrizar sin inconvenientes.

 

https://megaricos.com